Blog Trainingym

¿Cómo financiar un nuevo gimnasio?

blog-cómo financiar negocio fitness_blog-imagenarticulo copia

 

Abrir un gimnasio es un emocionante desafío que requiere no solo pasión por el fitness, sino también una planificación financiera sólida. En este artículo, exploraremos en profundidad cinco formas efectivas de financiar tu nuevo gimnasio, y te proporcionaremos ejemplos prácticos para ayudarte a dar vida a tu visión.

Si quieres profundizar en este tema, te invitamos a que eches un vistazo a este post en el que nuestro director financiero da todo lujo de detalles sobre cómo financiar un nuevo gimnasio en formato podcast.

Lo primero que tienes que tener claro es que para abrir un nuevo gimnasio:

- No necesitas tener una gran cantidad de ahorros. ¡Esta es una gran noticia! Muchas personas piensan que, sin muchos ahorros, es imposible montar un gimnasio. Ten en cuenta que un negocio no es como pedir una hipoteca para una casa: si lo haces bien, puede ser rentable incluso antes de abrir (gracias a las famosas pre-ventas).

- No necesitas endeudarte de por vida (si sabes cómo hacerlo). De hecho, es posible incluso montar un gimnasio sin endeudarte absolutamente nada, ya que hay fondos de inversión interesados en este tipo de negocio. Eso sí, para lograrlo es importante invertir en un buen asesor que te ayude en esta materia o encontrar profesionales con experiencia en el sector como Trainingym.

A continuación vamos a dar un rápido repaso a cuáles serían las cinco formas más comunes para obtener financiación si quieres abrir un nuevo gimnasio. 

Descarga este KIT gratis "Kit para la gestión financiera de tu negocio fitness"

1. Préstamos para pequeñas empresas:

Los préstamos para pequeñas empresas son una fuente común de financiación para los emprendedores del fitness. Seguramente es la primera alternativa que se te viene a la cabeza cuando piensas en abrir tu negocio.

Ejemplo práctico: Imagina que estás buscando abrir un gimnasio boutique centrado en el entrenamiento personalizado.

Después de investigar diferentes opciones de préstamos, decides solicitar un préstamo de 100,000 euros a través de un banco local. El banco te ofrece un plazo de 5 años con una tasa de interés del 7%. Esto te permite financiar la compra de equipos de gimnasio, renovaciones del local y gastos operativos iniciales.

A medida que tu negocio crece, puedes pagar el préstamo con los ingresos generados por el gimnasio. Aquí puedes encontrar más información sobre préstamos para PYMES.

2. Financiamiento conjunto:

Buscar socios para financiar tu gimnasio es otra opción estratégica. Ya no solo a nivel financiero, sino también puede ser útil para llevar la gestión del negocio de forma más efectiva o para repartir la faena desde el principio. 

Ejemplo práctico: Supongamos que tienes experiencia en marketing y un amigo es un experto en nutrición. Deciden combinar sus habilidades y recursos para abrir un gimnasio juntos.

Cada uno contribuye con 50,000 euros en capital y se establecen claramente los roles y responsabilidades en un acuerdo de sociedad.

Esta colaboración permite que el gimnasio ofrezca servicios de entrenamiento personalizado y asesoramiento nutricional, atrayendo a un público diverso y generando ingresos adicionales.

Aquí tienes más información si resides en España. 

3. Crowdfunding:

El crowdfunding ha ganado popularidad como una forma innovadora de financiar proyectos de gimnasios.

Ejemplo práctico: Imagina que tienes una idea única para un gimnasio temático inspirado en el fitness al aire libre.

Creas una campaña de crowdfunding en Kickstarter donde ofreces membresías de pre-lanzamiento a inversores. Tu campaña atrae a 300 patrocinadores que contribuyen con un promedio de 100 euros cada uno, generando un total de 30,000 euros en financiamiento. Este dinero se utiliza para adquirir equipos y decoración temática, creando un ambiente excepcional en tu gimnasio. 

Como ves, si utilizas este tipo de estrategia no te hace falta poner dinero de tu bolsillo. Serán los futuros clientes los que financien tu negocio. Eso sí, ¡no es una tarea fácil! Tu idea tiene que ser rompedora y tienes que encontrar a personas que confíen en su potencial.

Descarga este KIT gratis "Kit para la gestión financiera de tu negocio fitness"

4. Business angels y capital de riesgo:

Si tienes una visión ambiciosa y un modelo de negocio sólido, los inversores ángeles y el capital de riesgo pueden ser una opción viable. Para que estos inversores "compren" tu idea de negocio, será fundamental que tengas un plan de negocio bien desarrollado y con cifras. Un inversor no está preocupado por si tu idea es original o disruptora: quiere saber en cuánto tiempo va a empezar a ganar dinero. 

Ejemplo práctico: Supongamos que estás desarrollando un gimnasio de última generación con tecnología avanzada de entrenamiento. Luego de presentar tu plan de negocios a inversores ángeles, uno de ellos invierte 250,000 euros a cambio del 15% de participación en tu empresa.

Este capital adicional te permite implementar sistemas de entrenamiento de vanguardia y contratar entrenadores especializados, lo que atrae a una base de clientes dispuesta a pagar una prima por una experiencia única.

5. Subvenciones y programas de apoyo gubernamental:

No subestimes el valor de las subvenciones y los programas gubernamentales para emprendedores. Aunque la burocracia a veces es lenta y hay que hacer bastante papeleo, puedes obtener diversas ayudas que te financien una gran parte de tu negocio. Algunas de ellas incluso no tendrás que devolverlas, así que es mejor informarse bien y aprovecharlo. 

Ejemplo práctico: Investiga los programas locales de incentivos empresariales en tu área. Supongamos que te encuentras en una comunidad que promueve la creación de empleo. Puedes calificar para una subvención de 20,000 euros que se destina a la contratación de personal y la capacitación. Esto te permite ofrecer empleo a entrenadores locales y fomentar el crecimiento económico en tu comunidad. 

En España, puedes encontrar las ayudas públicas en esta página del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. 

Conclusión:

Financiar un nuevo gimnasio es un paso emocionante, pero requiere una cuidadosa planificación financiera. Estas cinco opciones, respaldadas por ejemplos prácticos, te ayudarán a materializar tu sueño de abrir un gimnasio exitoso. Sea cual sea la opción que elijas, recuerda la importancia de un plan de negocios sólido y un enfoque constante en brindar un valor excepcional a tus clientes. ¡Aquí tienes todas las herramientas para comenzar tu viaje hacia el éxito en la industria del fitness!

Todavía no hay comentarios

Déjanos tu opinión

Suscríbete a la newsletter