Skip to content

Los errores financieros que no debes cometer en tu gimnasio

¿Qué tal se te dan los números? ¿Cómo llevas el cierre de mes? Quizá lo tuyo no es, precisamente, la parte financiera del negocio. Pero claro... ¡alguien tiene que hacerla!  

Tener la contabilidad al día puede ser abrumador, especialmente si no es tu especialidad. Hay muchos gestores de gimnasios o dueños de centros de entrenamiento personal que se enfrentan a esta dificultad y, a veces, cometen errores que pueden causar problemas el día de mañana. 

Como llevamos muchos años hablando con clientes y sabemos dónde suelen fallar, hemos resumido los puntos cruciales para que analices si es tu caso. 

Descarga este KIT gratis "Kit para la gestión financiera de tu negocio fitness"

No tienen los registros al día 

Para tener la contabilidad al día, lo más importante es llevar un registro de todas las transacciones que se hagan. También es fundamental guardar los recibos, a ser posible en formato digital, para poder consultarlos en cualquier momento y no fallar al presentar los impuestos.  

También es fundamental que tengas al día el pago de tus clientes, a ser posible en una franja concreta del mes, de tal forma que puedas dedicar unos días a actualizar tus registros. Por ejemplo, con Trainingym puedes automatizar los pagos de tus clientes para que no se escaqueen y acaben pagando a mitad de mes. 

No les coinciden las cuentas 

Si toooodo está correcto, tu cuenta bancaria debería tener el mismo saldo que el que has registrado en tus libros de caja o en tus registros contables. Si hay una diferencia entre ambos, seguramente hay algún error o algún pago de un cliente ha fallado. Obviamente, cuando ambos saldos coinciden y un día detectas una diferencia, es mucho más fácil encontrar la fuente del error que cuando no suelen coincidir. 

No dedican un tiempo fijo a la contabilidad 

Está claro que gestionar un negocio requiere de hacer muchas tareas, a veces a la vez. Es fácil dejar la contabilidad para luego o simplemente ponerse a actualizar los registros cuando llega fin de mes o cuando hay que presentar los impuestos.  

Quizá todos los días no es posible o necesario dedicar un rato a la contabilidad de tu gimnasio o negocio fitness, pero al menos una vez por semana sí que deberías reservar un rato en el que puedas concentrarte al 100% en temas financieros. Ten en cuenta que cualquier pequeño error en las cuentas puede causarte problemas con el fisco, así que intenta no estar atendiendo llamadas o clientes durante ese ratito... 

No tienen sus finanzas digitalizadas 

Muchos gestores de gimnasios o negocios fitness todavía trabajan en papel o con Excel en local. Es decir, que si algún día se daña su ordenador o se extravían los recibos... ¡no tienen forma de recuperar toda esa información! Como imaginarás, esto puede ser un problema grave y hoy en día hay miles de herramientas que te permiten tener todos los datos en la nube. 

 

Si todavía no tienes claro cómo llevar al día las cuentas y necesitas ayuda de un profesional, te dejo de regalo este Kit de Gestión Financiera elaborado por un experto en finanzas para que no se te escape absolutamente nada en la gestión de tu negocio.  

Descarga este KIT gratis "Kit para la gestión financiera de tu negocio fitness"

 

Leave a Comment